Tai Chi Chuan

Introducción a la práctica de esquemas


Home
Generalidades
Práctica de Esquemas
Chi Kung
Bibliografía

Nuestra Formación


1er. Nivel
2do. Nivel
3er. Nivel
Chuan


Chi Kung de los Cinco Organos
Estómago
Hígado
Corazón
Pulmón
Riñón
Respiración Invertida


Primer Esquema
Parte (1)
Parte (2)
Parte (3)
Parte (4)
Parte (5)
Parte (6)
Parte (7)

El cúmulo mayor de conocimiento no verbal dentro de la práctica del Tai Chi Chuan yace en los esquemas o figuras. Estos pueden definirse como secuencias preestablecidas de movimientos, definidos por los grandes Maestros de Tai Chi, que definen las bases físicas, mentales, filosóficas, psicológicas, etc., con las cuales se debe practicar el Tai Chi Chuan.

Son específicas para un estilo dado e inclusive para un Maestro dado dentro de un Estilo. Existen esquemas a manos vacías y con armas, individuales y en pareja. Incluyen varios niveles de aprendizaje, desde enseñanzas obvias derivadas de la ejecución adecuada de una postura que sirva para relajar al individuo, prevenir o curar enfermedades de la más diversa índole o como técnica de defensa personal, hasta el aporte de enseñanzas secretas de la más elevada extirpe, desde técnicas mortales ocultas de fiero combate hasta maneras para elevar la conciencia y el espíritu.

De aquí nace la importancia del conocimiento adecuado y ejecución correcta de una figura o esquema, lo cual comienza con un instructor capacitado en la enseñanza adecuada de los diferentes niveles de conocimiento con los que cuenta un esquema determinado, culminando con un alumno de mente clara y concentrada, de exclusiva dedicación al aprendizaje de este arte tan sutil y elaborado.

Las 13 Reglas de Práctica de la Familia Yang

Autor: Yang Cheng Fu

Existen ciertas reglas de vital importancia que deben seguirse siempre que se ejecute el Tai Chi, para de esa manera lograr el mayor beneficio del tiempo de práctica. A continuación se enumeran las 13 reglas doradas de práctica definidas por la Familia Yang, creadores del estilo Yang, y que le invitamos a vigilar siempre:

  1. Relaja los hombros y baja los codos.
  2. Vacía el pecho y eleva la espalda.
  3. Mantén la energía en el Tan Tien Inferior ( 3" debajo del ombligo).
  4. Mantener la cabeza elevada y el cuerpo bien balanceado.
  5. Relaja la cadera.
  6. Desplaza el centro de gravedad del cuerpo según sea necesario.
  7. Coordina adecuadamente cada parte del cuerpo.
  8. No ejerzas fuerza alguna, pero mantén la idea de que está allí.
  9. La acción y la intensión deben estar en armonía.
  10. La intensión y la energía deben estar en armonía.
  11. La acción está incluida en la inacción.
  12. La acción y la inacción deben estar bien acopladas.
  13. Todos los movimientos deben realizarse de manera rítmica y continuarse unos con otros sin cambios bruscos, como hilando seda de su capullo.

Niveles de Aprendizaje

Clásicamente el aprendizaje de un esquema de Tai Chi Chuan incluye varios niveles de aprendizaje:

  1. Forma Física o Externa: define el manejo del cuerpo osteomuscular; la posición de los miembros superiores e inferiores, del tronco y cabeza, etc.; la trayectoria adecuadas que se debe seguir con cada movimiento; mantener la coordinación adecuada y el equilibrio en cada momento de ejecución, así como los tiempos mínimos de práctica (no existen máximos).
  2. Forma Respiratoria: define los tiempos adecuados de inspiración y espiración en relación a cada movimiento y tiempo dentro del esquema, así como la duración, profundidad y tipo de respiración a realizar.
  3. Forma Marcial: define las técnicas de puño, patadas, bloqueos, esquives, barridas, fintas, desplazamientos, etc., así como la filosofía del combate.
  4. Forma Mental: muy difícil para algunos, está conformada por el cúmulo de visiones que se deben mantener durante la ejecución del esquema. La imaginación es el "músculo" a entrenar; se deben seguir las imágenes específicas según el fin que se busque con la ejecución del esquema: movimiento de energía, procedimientos de autocuración, relajación, contemplación, meditación, etc.

Tipos de Práctica

Autor: Yang Pan Hou

  1. Las Tres Alturas:
    1. Media: esta es la forma normal de práctica, las rodillas están dobladas y el cuerpo bajo. Se aprenden los movimientos, su coordinación, transiciones y enfoque.
    2. Baja: los muslos deben estar paralelos al piso. Se llega hasta este nivel progresando desde la altura media. Añade dificultad y aumenta el desarrollo de la resistencia, conexión y coordinación corporal, estabilidad y fuerza.
    3. Alta: refinamos la conexión y coordinación efectuando los movimientos con un esfuerzo mínimo.

2. Los Cuatros Cuadros:

  1. Lento: para aprender la coordinación y transiciones y enfocar todos los factores.
  2. Grande: facilita el estiramiento, circulación sanguínea y el desarrollo muscular. Permite saborear y comprender cada movimiento. Usualmente se realiza lentamente.
  3. Rápido: se realizan las técnicas velozmente pero sin perder las cualidades obtenidas con el entrenamiento lento y grande.
  4. Pequeño: para reducir las técnicas hasta sus componentes esenciales para hacerlas efectivas con un mínimo de esfuerzo y movimiento.

Normalmente, luego de aprender la figura en la altura media y cuadro lento, se realiza rápido y más bajo manteniendo el mismo grado de relajación, conectando y hundiendo como en el caso anterior. Luego se practica a la altura baja con baja velocidad y movimientos grandes. Por último se Realiza alto y con pequeños movimientos.